Marco cuadro: Tipo de marco

Alguna vez todos hemos querido enmarcar una pintura o una fotografía y, generalmente, por desconocimiento, nos limitamos a comprar un marco cuadro no demasiado caro y que, según nuestro entender, parezca bonito. Sin embargo, ocurre que muy pocas veces pensamos, por ejemplo, si la elección del marco cuadro estará en armonía con el lugar en el que vamos a exponerlo.
Vamos a enumerar los distintos tipos de marcos y ofrecer algunos consejos, para que puedas elegir el que sea el más adecuado, en cada caso.
A la hora de enmarcar, las soluciones se vuelven infinitas. Existen tantas posibilidades como montajes. Hay variables, como el grosor, anchura, color, grabado y los materiales, que han de tenerse en cuenta, en función de la obra a enmarcar o de la habitación en la que se va a colocar.
Resulta prácticamente imposible generalizar criterios en la elección de un marco. Aun así, los expertos aconsejan, por ejemplo, emplear marcos barrocos cuando se trata de pinturas figurativas, como los retratos o bodegones. Por el contrario, en el arte contemporáneo más vanguardistas, en los marcos predominan los tonos neutros y las líneas rectas.
La función del marco cuadro es realzar la obra. Para lograr este fin, deben considerarse aspectos como el tono, el estilo de la pintura, el material del montaje, el presupuesto disponible, las proporciones, el grabado de la moldura, etcétera.
Tipos de marcos, en función del estilo o del material encontrarnos:
– Marcos dorados: aportan un toque de clasicismo, de refinamiento, sofisticación y formalidad a las habitaciones en las que se colocan.
– Marcos de colores: consiguen ambientes modernos, desenfadados, informales y alegres.
– Marcos plateados: ideales para ambientar habitaciones de estilo contemporáneo.
– Marcos de madera: aportan una imagen natural, rústica o tradicional. Como precaución hay que considerar factores como la humedad y la temperatura de la estancia donde vamos a colocarlos. La madera ofrece una gran variedad de colores, de tallados y texturas.
Como hemos visto, existen una infinidad de posibilidades para elegir un marco. Antes de decantarnos por el mejor para nuestro cuadro, hemos de considerar aspectos como son las dimensiones de la pared donde se colocará y cuál es el color de la misma. Y, tendremos que definir previamente el estilo que queremos darle a la estancia donde se expondrá la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *